Damián Ríos

Send

28/10/07

Divina,

Te quiero mucho. Aquí estoy, escribiendo desde una computadora alemana. El viaje tuvo lo suyo. Tuve problemas en Barajas, que puede solucionar de pedo. Llegué a las 14,30 y mi vuelo salía a las 15.55. Barajas es inmenso y había mucha cola en migraciones y en los rayos x. Me trataron bastante mal, pero no me enojé. Sólo me desesperé bastante. De hecho, llegué 10 minutos tarde y como éramos 7 los que estábamos en la misma situación, nos abrieron el avión y nos dejaron pasar. Corrí mucho, como hace más de 20 años que no corría. Pero bueno, me hicieron sacar el cinto en los rayos x y se los dejé, porque ya había pasado todo lo demás. Ahora tengo que comprarme un cinto, 2 euros menos. Cuando llegué a Berlín fue un placer, me estaban esperando una productora y un chofer. Me llevaron a la casa de Timo. La ciudad es realmente muy linda y salimos a dar una vuelta. Comimos carne en restaurant árabe, muy barato y salimos a caminar por el barrio, que realmente es muy lindo. Me dieron el catálogo, que es un libro de 100 páginas. Es muy lindo, muy cuidado. Con Timo nos quedamos hablando bastante. Creo que me van a pagar 500 euros en total. Te quiero mucho y mañana te escribo. Besos a la gata. Te extraño. Me gustaría estar acá con vos.

Damián

28/10/07

Hola,

acabo de ver en ramble que gana Cristina. Hoy caminamos mucho de nuevo. Parece que esta ciudad no tiene centro aunque tiene lugares que claramente no son el centro. Anduvimos por algunos de esos lugares que no son el centro y también por varios de los otros. Timo llevó la cámara y yo no. Pero va a haber tiempo, porque a la vuelta de Colonia vamos a parar cerca de lo que vendría a ser la sede del gobierno federal y todo eso. Hay muy pocos policías en las calles y toda la ciudad parece una torta de cuatro pisos de altura. Los punkies tienen perritos y andan en el subte con ellos. En realidad mucha gente anda con los perros en el subte y en los trenes y en los colectivos. Es todo muy raro, los bares son muy lindos y no son caros. Tomamos café, comimos salchichas con papas fritas (yo le agregué sal y la chica se rió) y después comimos una pizza. Todo bastante barato. Lo único caro es el transporte. Capaz dentro de un rato te escribo de nuevo,

te extraño mucho y mañana nos vamos a Colonia,

Besos a vos y la gata,

te amo

D.

29/10/07

Hola,

Te decía que mañana nos vamos a Colonia. Timo me dejó solo en la casa y me tengo que levantar e ir hasta el Instituto Cervantes a cobrar y meterme en la combi que nos llevará hasta Colonia. Como tengo que hacer las combinaciones de subte y de tren solo tengo un poco de miedo, aunque voy a andar con el mapa y las estaciones marcadas para preguntar. “Alexanderplatz” es la palabra clave, con esa me voy arreglar. Para ir a Colonia me voy a armar de paciencia porque es un viaje de 9 horas, aunque vamos con seis personas más y espero hablar de algo.
Hoy anduvimos por el muro, no hay muchos comentarios salvo el hecho de que tuve que pasar por abajo de un tejido para salir, algo que también no hacía desde hace veinte años. El café que se toma acá es muy rico y es muy común pedir uno para llevar y andar tomando por la calle. Un capuchino acá sale lo mismo o más barato que allá, así que estamos bien. Te extraño mucho y también extraño a la gata. Hace un poco de frío pero no tanto,

te quiero mucho, te extraño,

Damián

29/10/07

Mariano,

Acá, lo mismo que en Argentina, piensan que la poesía es Fabián Casas. Por lo demás me recibieron de lo más bien. Se gastan 50.000 euros en este festival y les parece barato. Ahora estoy parando en lo de Timo, un barrio que vendría a ser como Parque Patricios. Lo que pasa es que se está poniendo de moda y ya los alquileres están más caros. Primero vienen los estudiantes y los artistas; después los gays. Entonces expulsan a los turcos y árabes, es decir a los pobres que son los que viven acá y todo así. La comida es barata, más que en Argentina, y el transporte muy caro. Los punkies tienen perritos y andan en el subte con ellos. Yo siempre pensé que los punkies son en realidad muy tiernos, y ver grupitos de 10 punkies con 3 0 4 perros en el subte me lo confirma y me emociona. Aparte se los ve bien alimentados y bien vestidos, lo que significa que en los países desarrollados cuidan a los punkies tanto como al medioambiente. Dentro de poco va a tocar La vela puerca y tiene sus fans. Piglia fue un fracaso editorial y Aira no. Vi ejemplares de una colección con el diseño calcado del admirado Katz, idénticos. No sé de quien fue la idea, pero intuyo que el la industria editorial alemana no tiene porqué copiarle nada a nadie. Traje algunas tarjetas de Recursos pero la onda acá es en Frankfurt, en Munich y en Hamburgo, en ese orden. Acá casi no hay editoriales importantes. Una pena que no haya traído revistas del Niño Stanton, alguno se podría interesar aunque es verdad que mucho no iban a vender. Con las tres o cuatro palabras en inglés que sé me arreglo. Y con un mapa que me dio la organización. Ahora tengo que ir a lo que sería el centro, aunque esta ciudad no tiene centro pero tiene lugares que no son el centro y este es uno. La palabra clave apara llegar al lugar que tengo que llegar luego de hacer varias combinaciones de subte es “Alexanderplatz”, que me recuerda una novela famosa: Berlín Alexanderplatz. Así que la tengo fácil. ¿Cómo anda todo? Vi que Beigel mandó más cosas para traducir. ¿Y lo demás?

Abrazo,

Pd: al menos una persona conocía Nebraskanevando, ahora voy a ver si los entusiasmo con Pocavidafotolog, aunque no lo veo.
Damián.

30/10/07

Mariano,

Buenísimo.
Fotolog en alemán es fotolog.
Pasamos por un estadio de fútbol en una ciudad alemana, pero acá el fútbol no es el tema. Cuando me bajé en Madrid me crucé con Grondona. Estaba ahí, tan como cualquiera, anónimo, que daban ganas de cagarlo a puteadas porque estábamos en las misma condiciones. Pero no, decidí seguir viaje. Acá la gente se acuerda de Umpi, del año pasado.
Me encontré con mi editor alemán que hizo un excelente trabajo. Hizo un lindo librito, muy alemán.
No voy a tener tiempo de ir a partido de la bundesliga. Leí el otro día en Colonia y estuvo bueno, la gente se reía. Debe estar bien eso. En el auditorio había muchos que entendían español, porque es un idioma que está muy de moda, digamos.

Abrazo,

nos estamos viendo

01/11/07

Son los las 12 del mediodía y estamos de nuevo en Berlín. La lectura del martes estuvo muy buena y me dieron dos libros de poemas míos en alemán, algo muy raro y muy lindo. Fue bastante gente y después fuimos a comer invitados por el director de la Casa de la Poesía, que pagó todo lo que consumimos y se fue en su Mercedes Benz. Creo que a mucha gente que queremos le iría mucho mejor de haber nacido alemana, aunque no es el caso de Timo, a quien van expulsando de barrio cada vez que el suyo se pone de moda porque le suben los alquileres y se le llena de bares de onda, estudiantes y galerías de arte. La vuelta de Colonia estuvo más rápida y no pasamos por esos pueblitos de la Profunda Prusia que tanto nos gustaron a la ida. Ni bien llegamos fuimos a una recepción y enseguida a comer. Ahora me levanté tarde y tenemos un almuerzo. Voy a tratar de llamar a los chicos, que no tuve tiempo de llamarlos. Mañana voy a ver si me hago un tiempo y voy a visitarlos. Estoy descansando bastante. Te extraño mucho. Me alegra que esté Nico por allá. Yo le mandé unos mails a Mariano Blatt también y todo sigue bien con Recursos.
Esta noche leo de nuevo y también el sábado. Me dijo Timo que a este festival les salió 50 000 euros, un delirio, no? Yo ayer pedí un brindis de todos los poetas para agradecer a la gente de producción, que son estudiantes y traductores y todos muy amables y la verdad es que nos tratan muy bien. El hotel de Berlín es más juvenil, creo que estaría bien para Blatt o alguno de esos chicos, desayunando con lo que ahora debe ser buena música y una pantalla gigante en la que pasan algún partido de fútbol europeo, pero yo prefiero la pequeña burguesía del hotel de Colonia, que era como para señores, muy clásico y además el desayuno era mejor.
No he abierto Clarín y a cada rato me preguntan por Cristina K. Yo lo único que le digo es “Bad”, que es una de las cinco palabras que conozco en otro idioma. Los matices quedan para los latinoamericanos a quienes les expliqué que las otras opciones eran peores y que tal vez siempre sean peores. En el viaje de vuelta de Colonia cada uno de los compañeros poetas fue exponiendo acerca de su país: una pequeña reseña, muy resignada. Todo parece indicar que en relación a Chile y a Colombia y ni hablar a Bolivia, seguimos estando bien. Fue interesante escucharlos y también un poco triste.
Saqué un par de fotos pero soy un pésimo fotógrafo. Pero bueno, es lo que hay. Corto acá porque sino voy a estar toda la tarde. Te extraño mucho.

Amor,

Damián

01/11/07

Mariano,

Ojalá que la novela de Marina salga, sería una pegada.
Es verdad que estar en esos cierres no paga, sobre todo teniendo en cuenta la manera en que trabajan. Son un bardo. Los chicos ya se pondrán las pilas con los libros, tampoco estaban tan apurados en Mondadori.
Ayer leí de nuevo y estuvo bueno. Leo el sábado además y el domingo a la noche debería estar en Buenos Aires. Estamos en Berlín de nuevo; la ciudad es muy linda y nada careta, salvo algunos barrios. De hecho parece que los pobres viven en Berlín. La guita está en otras ciudades. Igual, los pibes con los que hablo no laburan o laburan muy poco y viven con poca guita. Supongo que es una ciudad que te gustaría visitar.

Abrazo, hablamos a la vuelta,

Damián.

02/11/07

Ayer leí de nuevo y estuve con los chicos. Les dije que los había llamado y, como sospechaba, están haciendo una vida bastante porteña, bastante parecida a la que hacen allá, es decir que salen mucho y se levantan tarde. Hoy iba a llamarlos pero la verdad es que llueve y me voy a quedar a la vuelta del hotel. Esta noche hay una nueva sesión de lecturas. Ayer vino la agregada cultural argentina a escucharme leer y trajo empanadas. Creo que los poemas no le gustaron una mierda, dijo que todo le parecía muy raro… pero enseguida inventamos un análisis acerca de las nuevas líneas de la poesía latinoamericana, el tema de la inmigración de un pueblo chico a una capital, de un país periférico a uno un poquito menos periférico y todo eso. Efectivamente el poema de los bichitos de luz es el que más pega y la gente se queda enganchada, gusta mucho como lo leo y eso. Hoy lee Cucurto, va a estar bueno. Cucurto vino con sus libros cartoneros e hizo una cosa genial, de esas que después la gente comenta. Editó una traducción de “El salmón” de Fabián Casas, que viene después a recibir el premio. El traductor fue Timo y el último mail que le mandó Timo fue una corrección de la traducción que iba en un adjunto con el nombre de “El salmón. Korrectur”. Los libros que Hizo Cucurto son muy lindos con la palabra “Korrectur” en la tapa y las portadillas. Yo creo que Cucurto no tiene mala fe pero es un atropellado y no pregunta lo que tiene que preguntar. El tema es que, otra vez, nos estamos riendo de Cucurto porque, bueno, los libros están ahí en la mesa y uno no puede sino reparar en el título, que está en todos colores. Un poco la gente es mala con Cucurto y otro poco a él no le importa nada; no es bruto, simplemente no le importa. Todo lo demás ok, ya falta poco para que vuelva. Mañana leo en Postdam y el domingo a la noche tendría que estar llegando a Buenos Aires. Pero yo creo que no es una buena idea que me mandes un taxi porque tengo una trasbordo complicado en Barajas y ese lugar es un peligro. De hecho mucha de la gente que vino acá ha tenido complicaciones en los aeropuertos y ha pasado las noches en aeropuertos de toda Europa y Latinaomérica.

Te quiero mucho y ya voy a hacerle mimos a esa gata.
Te extranio mucho,

PD: Cecilia estaba bien y los chicos se ve que la están pasando muy bien. Besos a Nicolás y no te olvides de romperle la cabeza a Fabio con lo de Mondadori.

Damián.

03/11/07

Una pena esta gata, no sé qué le pasa. Tal vez el problema es que no me despedí de ella. Igual mañana a la noche voy a estar con ustedes. Hoy leo de nuevo y ya mañana me voy. Está buena la experiencia y todo eso, pero esto es como un viaje de egresados y ya soy grande. También es verdad que la paso bien y todo lo demás, que las lecturas estuvieron buenas. Hice algunos amigos y amigas que obviamente no voy a ver más porque es gente que vive lejos y para que te inviten a festivales hay que entrar en todo un circuito que no pienso entrar. Y si no ser un buen escritor de verdad, como Cucurto, que igual te van invitar a pesar de lo problemático que seas, que Cucurto lo es y no sabés como lo hizo sufrir a Timo con algunas cosas. De hecho la mejor lectura del festival de anoche fue la de Cucurto, que estuvo muy bien. Por lo demás lo paso bien con Cucurto y con algunos más. Me pasaría una buena temporada con vos aquí. Creo que te gustaría mucho y podríamos hacer un montón de paseos, además de que la gente sale mucho de noche porque hay mucho consumo y hay lugares que son realmente muy bellos. Te habrás dado cuenta de que te extraño mucho. Llevo un poco de plata, más o menos 350 euros + los 200 euros que me traje. Lo que pasa es que después de cada actividad hay una cena, a la que podés ir a no y en la que te tenés que pagar la consumisión. No siempre, pero es así y ahí me gasté un poco de plata. Creo que gasté demasiado. Y no te compré ningún regalo porque hay infinitos lugares baratos para comprarte algo pero la verdad es que yo no sé comprar. No sé lo que es lindo o lo que es feo. Es más, todo me parece lindo y no debe ser así, pienso que todos es deben vender cosas feas mezcladas con cosas lindas y eso debe ser parte del negocio. No sé, bueno, se me acaba el tiempo. Igual 350 euros es un montón de plata. Tengo ganas de verte para mimarte y de trabajar en Recursos. Ha sido como una pequeña vacación.

Te amo,

Damián.

Damián Ríos, nacido en Concepción del Uruguay, Argentina en el 1969. El poeta vive en la ciudad de Buenos Aires desde el año 1991. Sus primeros poemas aparecieron en poesia.com. Damián Ríos es considerado uno de los principales representantes de un “realismo sucio”, surgido a mitades de los años 90 en la poesía argentina como reacción a la crisis económica y política. Publicó: La pasión del novelista (1998), De costado (1999), Poemas perros (2001), El perro del poema (2004) y la novela Habrá que poner la luz (2003). También fue publicado en Polvo (2004), una antología en cd- rom que reúne algunos de sus poemas.

Escrito en

Escribe un comentario

Puede usar HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>