Lalo Barrubia 2009

No agradecemos las instituciones organizadoras

Somos los poetas que no hablamos con citas
porque no nos acordamos de lo que dijeron los
otros poetas
y cuando nos acordamos
no nos acordamos qué poeta las dijo.

Somos las poetas que no fuimos a la universidad
ni a los talleres
y si fuimos no aprendimos nada
y si aprendimos nos olvidamos de todo lo que aprendimos
porque no admiramos a los poetas que dan cursos y talleres
y si los admiramos no es por sus cursos y talleres.

Somos los poetas que no hablamos de literatura ni de ideas
cuando nos juntamos
hablamos más bien de nuestros maridos
de las telenovelas
del precio de las peras
de si los gays o los heteros son mejores socios
para caminar por una ciudad que no conocemos
y nos reímos hasta caernos de la corbata del director de
cultura
(si ustedes la hubieran visto entenderían).

Somos las poetas que no hablamos de otros poetas
o al menos no mucho de sus poemas
sino más bien de lo cabrones/turros/soretes que fueron
con sus ex
de las estupideces que dijeron antes de la lectura
de lo densos que se ponen cuando se emborrachan
o de la mala onda con que se burlan de otros poetas
cosa que nosotros jamás haríamos.

Somos los poetas que no conocemos personalmente al
director de cultura
y si alguien nos lo presentara muy pronto lo olvidaríamos
y él se olvidaría de nosotros
porque no nos lo encontramos dos por tres en alguna
recepción
ni en alguna boda
y mucho menos en el metro
o en el supermercado todo por diez.

Somos las poetas que no estamos profundamente
agradecidas
de que nos hayan brindado la posibilidad de estar aquí
trabajando para ustedes
la más de las veces gratis.

Somos los poetas que vamos a las reuniones literarias
a levantar chicos guapos
y que en general nos aburren las lecturas de poesía
y escuchamos la mitad de lo que se dice
más que de la poesía disfrutamos
de la salsa el merengue el cha cha cha
el reggeton la cumbia la pachanga el reggae
el candombe la murga el rocanrol
la milonga la rumba y el malambo.

Somos las poetas que soñamos con festivales de poesía
donde no se lea nada
festivales organizados por instituciones sin manchas ni
condicionamientos
que nos pagarán viajes y honorarios
para que podamos encontrarnos a beber
a bailar
a recorrer ciudades desconocidas
y a hablar de nuestros maridos y de las telenovelas
y del precio de las peras
y de los chicos guapos de las discotecas
y a burlarnos de los poetas que no fueron invitados
ni tampoco se lo merecen.

Somos los poetas que andamos buscando chucus
para movernos por el mundo
y reencontrarnos
con otros poetas incultos y desagradecidos.

Somos las poetas que no explicamos los poemas antes de
leerlos
porque escribimos poemas bastante fáciles de entender
como este.

Berlín, noviembre 2009

Fuente: Blog de Lalo Barrubia

Escrito en

Escribe un comentario

Puede usar HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>