Invitada de Latinale 2010: Mayra Santos-Febres

Mayra Santos-Febres observa a su bebé, Isabel Aidara Santana Santos, el padre Mario Santana Ortiz. Hospital Pavia, Santurce. Foto Dennis A. Jones. Escenario 30 de agosto del 2007

Nació en el 1966 Carolina, Puerto Rico. Estudié mi escuela superior en el Colegio Lourdes, Hato Rey, mi bachillerato en la Universidad de Puerto Rico, recinto de Río Piedras y mi maestría y doctorado en la Universidad de Cornell, en Ithaca, estado de Nueva York. Desde pequeña me interesé por las letras, quizás por provenir de una familia de maestros y maestras donde la lectura era religión, ley, disciplina y juego. Quien primero se percató de mi inclinación fue mi maestra de español de secundaria, quien me regaló a Julia, me presentó a César Vallejo y selló mi destino. Después de que una quinceañera lee El mar y tú y Trilce  ¿qué más puede hacer con su vida, sino dedicarla a la literatura?

Entré a la Universidad de Puerto Rico en agosto de 1983, recién cumplidos los 17 años. Sabía sin duda alguna lo que quería hacer de adulta. Escritora. Lo que no sabía era con qué se comía eso. Es decir, de dónde vendría el salario. Entendí que una manera de ganarlo y de a la vez preparar a los lectores y literatos del mañana era dando clases. Como profesora universitaria. Y hacia allí enfilé mis pasos.

La ayuda y supervisión de muchos profesores miembros del Programa de Estudios de Honor y del Departamento de Estudios Hispánicos de la U.P.R., donde ahora trabajo,  gané dos becas para estudios graduados. La prestigiosa  beca de la Mellon Foundation, y la codiciada Ford Foundation Fellowship. Con ellas bajo el brazo me fui a Cornell. Lo demás es historia.

Cuando regresé con mi doctorado en mano, encontré plaza en la U.P.R. y ese mismo año publiqué dos poemarios: Anamú y manigua y El orden escapado. (1991) Anamú fue reconocido como uno de los 10 mejores libros del año por El Nuevo Día. Con El orden escapado gané el primer premio de poesía de la revista Tríptico, dirigida por Zoé Jiménez Corretjer y Rubén Moreira. Pero ya desde el 1984 comencé a publicar poemas  en revistas y periódicos internacionales tales como Casa de las Américas  en Cuba, Página doce, Argentina, Revue Noir, Francia y Latin American Revue of Arts and Literature, en New York.

El orden escapado es un libro de iniciación. Trata sobre la escritura. Discute cómo la mujer pelea con la página, para que esta diga lo que ella quiere que diga, y no lo que tradicionalmente se espera que diga una mujer que escribe. Fue escrito cuando contaba con 19, 20 años. Tiene sus poemas bien logrados, pero en realidad su temática lo hace un poco críptico. Es, definitivamente, un libro metapoético.

Anamú y manigua  trata sobre muchas cosas. Pero se centra en la discusión poética de la raza, de la historia y del género femenino. Intenta recontar la historia boricua desde una perspectiva negra y mujer, incluir esa voz dentro del coro de voces que narran a Puerto Rico.  De ahí el título del poemario– “anamú”- la yerba que el chivo no masca y que fue usada por indias y por esclavas para abortar los bebés del amo, representa la resistencia a la dominación y a la injusticia; “ manigua,” ese lugar al que se escapaban los negros cimarrones durante la esclavitud, invoca el sitio desde el cuál se es libre, inclusive dentro de un mundo abusivo y aplastante.

La primera parte del poemario, “Conjuro del anamú,” propone un diálogo entre la voz poética (que me representa en el texto) la abuela y la madre, mujeres de distintas generaciones y experiencias vivenciales. Esa voz le pregunta a su abuela por los remedios, la rabia, las formas para llegar a ser entera y sana, por conocerse a sí misma. Se da cuenta que la misma abuela, y la misma madre no pueden responder a su pregunta, así que plantea otros diálogos con otras mujeres en la historia.

En “Conjuro de la manigua” se establece de lleno el diálogo con las otras mujeres protagonistas de la historia. En esta parte figuran poemas a Isabel la Negra Luberza, Alfonsina Villanueva, Alejandrina Torres, Lolita Lebrón, La Lupe, Angelamaría Dávila, Julia de Burgos, Lilliana Ramos Collado, Angelita y Doris Torresola y a  otras mujeres protagonistas de nuestra historia, injustamente olvidadas. Todas ellas representan la fuerza, la rabia y la entrega a un futuro de libertad total.

Después de estos dos poemarios, cambié de géneros. Aunque sigo escribiendo poesía, me interesé por desarrollarme de otras maneras. Fui columnista invitada del periódico “Diálogo” durante el 1995. Colaboré varias veces con el periódico “Claridad”  (1992-1996) y con el San Juan Star (1995-7). Me lancé hacia la narrativa. En 1996 gané el primer premio de cuento “Letras de Oro” auspiciado por la Universidad de Miami y por el Consulado Español con el libro Pez de vidrio. En el 1997 me gané el premio Radio Sarandí del  Concurso Juan Rulfo Internacional de Cuento de París, con el cuento “Oso Blanco.”

Pez de vidrio es un libro de cuentos que trata sobre la vida de distintas mujeres en el Puerto Rico contemporáneo. Ya va por su segunda edición, por Editorial Huracán, a la cual se le añadieron otros cuentos de un libro de cuentos nuevo, titulado “Un pasado posible”. Esta nueva colección trata sobre la historia, o mejor dicho, historias posibles, episodios que pudieran haberle ocurrido a personajes famosos. Está compuesto de seis cuentos : uno sobre una persona que quiere encontrar la oreja de Van Gogh en el depósito de libros raros de la Universidad de Puerto Rico, otra sobre los diarios de Lezama Lima, y cómo en verdad fueron escritos por su mujer, uno sobre la supuesta primera película hecha en Puerto Rico. Y así por el estilo. Nada, jugando con la historia, una de mis viejas amigas.

“Oso blanco” es un cuento esencialmente erótico. Narra el enamoramiento de una mujer causado por un brazo que la saluda todas las mañanas desde una ventana en la Penitenciaría Estatal Oso Blanco. Pero detrás de esta historia sensual se van desarrollando otras, tales como la de la soledad urbana que sufren muchas mujeres, la del injusto trato a los presos en las cárceles de nuestro país, la de lo sexual como territorio ambiguo, bien de feliz encuentro, bien de abuso y desajuste mental. Es un cuento que sigue explorando los temas que me interesan : la injusticia social, la raza, el género, la urbe contemporánea en el Caribe.

He colaborado y hecho otros proyectos. En el 1996, Lumen Books de Boston publicó una traducción al inglés de Pez de vidrio y de El cuerpo correcto  (una nueva colección de cuentos que aún no sale publicada al español por culpa de las editoras) titulada Urban Oracles.  Ha sido muy bien recibida por el norte, con reseñas en el Publishers weekly y en el Village Voice. En el 1997 gané una Mención Honorífica  del Ateneo Puertorriqueño por el video experimental “Tercer Mundo” de mi autoría. En el 1998 salió la antología de nuevos escritores puertorriqueños Mal(h)ab(l)ar que recoge poemas y cuentos de escritores de mi generación, bien sea de la promoción a la que pertenezco o de promociones posteriores. Participé en el documental de Edwin Reyes Adombe: la presencia africana en Puerto Rico Sonia Fritz graba películas basadas en mis cuentos de Pez de vidrio.

En el 2000 Grijalbo Mondadori en España publicó mi primera novela titulada Sirena Selena vestida de pena  que ya cuenta con traducciones al inglés, italiano, francés y que queda como finalista del Premio Rómulo Gallegos de Novela en el 2001. En el 2002 Grijalbo Mondadori publicó mi segunda novella Cualquier miércoles soy tuya . En el 2005, Ediciones Callejón publicó mi libro de ensayos Sobre piel y papel  y  mi poemario Boat People,  ambos aclamados por la crítica. En el 2006 resulté primera finalista en el X Premio Primavera de la editorial Espasa Calpe con mi novela Nuestra Señora de la Noche. Participaron 436 novelas del mundo entero. Llegué segunda. La próxima vez prometo que llegaré primera.

He sido profesora visitante en Harvard (2004) y Cornell University (1994). Actualmente  dirijo el taller de narrativa de la Universidad de Puerto Rico. Además, crío a mis hijos, me enamoro de mi marido,  reedito mis libros de poesía, incursiono en la televisión y en el cine. (jaja, ahora que me creían narradora!!). Eso es lo que hago, además de viajar por el mundo dando conferencias, cuidando mi jardín,  y escribiendo, siempre escribiendo.

3 comments

  1. Naguy Marcilla

    Necesitaría contactarme con la Dra. Mayra Santos-Febres. ¿Podrían ustedes facilitarme su correo-e o re-enviarle éste?
    Muy agradecida,
    Prof. Naguy Marcilla

  2. Dora Caro Toloza

    Querido Mario, me daría gusto que respondieses los correos que te envié, hace mucho que no tengo noticias tuyas.Un abrazo a la distancia para vos y tu familia.

Escribe un comentario

Puede usar HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>